27 dic. 2011

Mi princesa

Miedo real es lo que tiene un niño cuando está asustado: el miedo inocente de no saber qué ocurre; por qué se tapa los ojos para no ver. Eso es el miedo, en la extensión de su concepto, la parte absoluta de sus acepciones. El niño, la niña, que no saben qué es el miedo, demasiado jóvenes son para comprender las palabras o comunicarse más allá de la risa y del quejido lastimoso, lo sufren más que un adulto. Se me retuercen las entrañas cuando mi princesa no quiere ver a Papá Noel porque le aterra, e invoca a sus personajes de dibujos animados porque así entiende, virgen de conocimientos, no le pasará nada

Se me hiela la sangre cuando, con mi princesa entre los brazos, aparecen en la televisión las fotografías de los niños que por no tener nada, ni tan siquiera tienen miedo. Yo no puedo hacer nada y ellos tampoco pueden, porque no comprenden que no son conscientes de sí mismos y que están llamados a morir en las guerras que sus padres engendraron.

Mi princesa y yo ignoramos la suerte de tener lo que necesitamos.

1 comentario:

  1. Conmovedor. Tu princesa tiene mucha suerte de tener a su lado a un rey con unos valores como los tuyos y que siempre plantará cara a sus miedos.

    ResponderEliminar