15 nov. 2011

El río de las palabras sin eco

Blancas palabras son las palabras vacías,
en un océano de vacío, de estancadas aguas.
Una longitud inmensa de vacío
que se abre en la inmensidad de las leguas.

Sin horizonte ni fecha,
el calendario tacha los días en negro de luto,
con noches eternas de insondables dudas,
como flechas de viento en moribundas lagunas.

¡Oh! Soledad, colapso del ser,
ley del solitario minuto:
me ahogas en fuegos azules
como el mar resignado de la arena.

Privado de los frutos del mundo,
hallé las sombras blancas de las palabras
y remé profundo
en mi universo parlante de vacío.

Hondas estepas abisales ecallan en los confines de esta soledad,
grandes como el transcurso del río de las palabras sin eco,
infinitas como la diferencia entre el vacío
y un beso.

2 comentarios:

  1. La soledad no puede ser un colapso, es algo creativo, es lo que produjo a Eva y eso cala, ¡Oh , no!

    ResponderEliminar