16 sept. 2011

En compañía de la soledad del otro ante el espejo

Más allá del rostro,
máscara espesa de la falsedad,
se ahoga la duda
que atrapa mi verdad.

Efímeros pensamientos,
océanos de porqués,
disfrazan las tardes
de mi soledad.

Fríos caldos de angustiosas preguntas,
cucharas de melancolía,
repiten el silbido
que me empuja hacia atrás.

Más allá de mí se acaba el mundo,
en compañía de la soledad del otro ante el espejo,
con las palabras vacías y la vida
mirándome pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario