14 feb. 2011

Follar es más importante que amar

El sexo ha extinguido el amor. El sexo no es hoy un acto de amor, una consumación del cariño ni un enlace físico entre dos almas. Follar se ha impuesto a hacer el amor. No hay amigos y amigas: hay probabilidades de follar o no follar. En el mundo salvaje, ese territorio tan denostado por los seres “civilizados”, los animales copulan para mantener la especie viva en el tiempo, esto es, sobrevivir. Los seres humanos se reproducen de manera ocasional, esto es, hacen el amor un millón de veces menos para tener hijos que para obtener el placer. Los embarazos son a veces meros accidentes y hay quien ve bien tener un hijo si ello le va a permitir follar sin condón un número indeterminado de polvos hasta conseguir la fecundación. Follar es más importante que amar.

No hay treguas cuando se habla de follar. Los individuos humanos se acechan. Se leen e interpretan los lenguajes: “Me ha saludado, quiere algo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario