11 jun. 2015

Mirar atrás mañana


Fracasé porque no lo intenté. No quiero ni pensar que el día de mañana me diga esto cuando mire atrás. La voluntad, donde todo empieza y acaba; como Dios, donde todo nace y muere. Que no sea por falta de voluntad que no cumpla mis sueños, o lo que me quedan de ellos. Yo creía que era más inteligente pero el tiempo me ha demostrado lo contrario. Mis límites son mayores de lo que imaginaba. Si al enfrentarme a un teclado me tiemblan las piernas. ¿Cuánto tiempo he desperdiciado durmiendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario